jueves, 7 de octubre de 2010

¿Quien es el lider de tu vida? y caso de la vida real


Actualmente vivimos momentos de cambios importantes. Bien sea en nuestro entorno o dentro de nosotros mismos. Ya sabemos que todos los dìas podemos comenzar de nuevo, y eso; significa evolucionar. Al darnos cuenta de estas dos realidades llega el momento de querer dar los pasos para solucionar. Es allì cuando debemos "reflexionar" antes de "actuar". Pregùntate ¿cómo lo hago?, si me lo permites te doy la ùnica respuesta que tengo "siendo el líder de tu vida".

Seguramente me diràs: Maru, pero ¿còmo es eso?.En esta parte vamos juntos a descubrir esa respuesta. Recuerda que lo importante es saber que la vida no es una receta que debemos seguir paso a paso, no, màs bien es unir parte de los ingredientes que cada uno poseemos; y darle la sazòn, segùn nuestro propio estilo y gusto.

Si algo tengo claro es que los líderes no nacen, se hacen, y con mucho esfuerzo. Hay muchas definiciones sobre el líder. Francesco Alberoni lo describe como "el custodio de la meta, aquel que les recuerda a todos hacia dónde hay que ir, y controla que el engranaje se mantenga en movimiento". El liderazgo debe asumirse como una conducta que podemos aprender y poner en práctica desde hoy. En el lenguaje coloquial, el concepto de "líder" expresa una cierta "gracia" o "carisma" que poseen determinadas personas y que provoca que ejerzan influencia sobre su entorno de una forma natural.

La expresión "líder" proviene de la palabra inglesa "lead" o "leader", que significa conducir, guiar, conductor, jefe, cabeza. Son términos que expresan,orientaciòn.
Liderar es un arte y para ejercerlo no es suficiente con el instinto que más o menos poseamos para ello. Hay que desarrollarlo. Ser líder no significa pensar en todo, hacerlo todo, no es aquel que impone su voluntad en todos los campos; implica servir, transmitir con ejemplo provocando actitud hacia el buen desempeño de las cualidades y fortalezas existente, es ser parte de la soluciòn y no del problema, es escuchar,entender. Es descubrir que superando limitaciones y debilidades podemos descubrir el brillo en las personas y en todo lo que nos rodea.

En mi camino por el mundo laboral asesorando algunas empresas he conocido excelentes profesionales, grandes líderes y ¡como no! tambièn aquellos que se han quedado simplemente en la nobleza del título, solo por no tener la informaciòn adecuada para que pueda desarrollar sus habilidades. En una de las empresas recuerdo que el personal solìa temblar cuando sabía que el dueño de la misma haría una inspección por las plantas de producción. Lo curioso era que los gerentes del entorno tenìan la misma sensaciòn que su equipo de trabajo. Incluso las secretarias adquirían, consciente o inconscientemente, la personalidad, el tono de voz y gestos del jefe.

Cuando los resultados no son buenos en una organización por lo general se asume la imperiosa necesidad de recurrir a la presencia de un hombre fuerte, ese gran líder que las poblaciones de algunos países reclaman para poner orden. Ese que obliga a todos a aceptar sus decisiones sin dudas. Es probable que al inicio todo empiece a caminar como un reloj. Como menciona Alberoni en su libro El arte de liderar, se terminan las discusiones, los retrasos, las ineficacias, pero luego de un tiempo, ese gran jefe que cree que todo lo puede hacer solo, termina por aislarse, pierde la confianza y contacto con su gente, haciendo que la empresa retroceda incluso por debajo del nivel en que la encontró. Las personas se desmotivan, pierden creatividad y terminan por perder incluso la confianza en si mismos.

La disciplina= Lìder



Uno de los requisitos fundamentales para ser un líder que concrete aquello que desea es el de ser una persona disciplinada. En todos los líderes que se han destacado, encontraremos como sello distintivo esta característica.

Es cierto que ser disciplinado implica pagar un precio. Pero, ¿no se paga también un precio por ser indisciplinado?. Se paga con frustración por no concretar lo que se anhela, ira con uno mismo, debilitamiento de los sueños, entre otros.

El especialista en liderazgo John Maxwell habla de la importancia de la autodisciplina para llegar a ser un líder eficaz. Plantea algunas sugerencias prácticas para desarrollar alguna disciplina:

1- Seleccionar las prioridades: Pensar en dos o tres áreas importantes para uno. Posteriormente anotarlas junto con las disciplinas necesarias para crecer y mejorar en esas áreas. Por último, armar un plan para concretar lo que se desea.

2- Hacer una lista de razones: Anotar los beneficios de practicar las disciplinas. Ese papel será bueno colocarlo en algún lugar visible para nosotros. Nos resultará alentador el mirar ese papel en el momento en que deseemos abandonar lo que estamos intentando.

3- Desechar las excusas: Escribir cada razón por la cual no serías capaz de continuar con tus disciplinas. Leerlas todas y entender que necesitamos descartarlas como excusas que son. Aún si apareciera alguna razón legítima, debemos buscar una solución para vencerla. No permitas que ninguna razón te haga desistir.

¿El Lìder nace o se hace?

Existen muchas opiniones encontradas con respecto a si un líder nace o se hace; particularmente estoy de acuerdo con la opinión de que todas las personas tienen la capacidad de liderazgo, pero no todas la desarrollan. Además, pienso que nadie se propone hacerse líder por el solo gusto de serlo, sino más bien para expresarse libre y totalmente: "ser líder es sinónimo de llegar a ser uno mismo"; es decir, los líderes no tienen interés en probarse a sí mismo sino tienen un interés permanente en expresarse.
La diferencia entre estos dos últimos aspectos es muy importante, ya que es la diferencia entre ser conducidos, como lo son muchos hoy en día, y conducir, que es lo que muy pocos hacen.

Debido a que es muy difícil establecer una definición de liderazgo, podemos aproximarnos a una concepción de éste por medio de las características distinguibles en la mayoría de los líderes, puesto que cada uno imprime su "sello personal" a su entorno y a la labor en que se desenvuelven día tras día.

Principalmente, un líder antes de pretender ejercer el liderazgo hacia los demás, debe ejercer un autoliderazgo, el cual "consta de propósito personal, valores, visión y valentía. Es el carácter que cada persona aporta al papel de liderazgo".

El líder sabe cuáles son sus capacidades y sus fallas, y cómo desarrollar totalmente esas capacidades y compensar sus fallas, sabe lo que quiere, cómo lo quiere, por qué lo quiere y cómo comunicárselo a los otros. Además, el mundo en el que vivimos está en permanente cambio y por esto, el líder, necesita hacer inventario de sus atributos personales que se unen al cambio y de aquellos que se resisten.


Analiza estos aspectos y mejora en los que sabes que puedes hacerlo y ponte en acciòn.

1. Integridad personal: Un líder tiene que ser creíble. La personas tienen que ver en él sus valores personales: honestidad, coherencia, compromiso, competencia. Difícilmente podrá servir de ejemplo si no inspira esa confianza.

2. Visión: El líder debe ser capaz de estar pensando "diez años por delante". Debe adelantarse a los cambios. Conviene que sea "proactivo" y no "reactivo".

3. Mantener la moral elevada, entusiasmar, implicar a todos en el proyecto: Las personas lo que necesitan es esperanza e ilusión. No se puede construir sobre el miedo o la amenaza. No olvidemos que el liderazgo no tiene lugar en una burbuja o en un despacho aislado, sino conviviendo con personas. Un liderazgo no puede mantenerse si no crea entre los seguidores identificación e implicación con el proceso de cambio que se intenta llevar hacia delante.

4. Trabajar en equipo: No es sólo estar juntos y que cada uno haga lo suyo. Es fundamental implicar al ser humano y llevarlo a la práctica de los principios teóricos que potencian los modelos participativos. De ahí que trabajar en equipo sea un "talento", un saber hacer las cosas, y sobre todo una "cualidad", un estilo o conjunto de habilidades sociales.

5. Gestor o gerente: Hay que evitar separar el liderazgo y gestión. El liderazgo sin la dirección es imposible y la dirección sin liderazgo sería irresponsable.

6. Desarrollar habilidades sociales: Nos lo jugamos todo en la relación con los otros. El líder tiene que desarrollar un estilo o modo de proceder que facilite la interacción. Tendría mucha relación con lo que hoy se entiende por actuar con "inteligencia emocional". Recordemos que "Lo más difícil no es convivir sino comprender a los otros" (J. Saramago) Premio Nobel de Literatura.

7. Capacidad de aprendizaje: El líder tiene que tener una actitud permanente de aprendizaje. Es fundamental ser humilde y admitir que no se conocen todas las respuestas y que, por tanto, se necesitan experiencias y conocimientos. El liderazgo no es un lugar sino un proceso. No es un gen sino un conjunto de actuaciones observable y cultivables". (W. Bennís)

8. Sentido del humor y posibilitar la creación de un clima o ambiente agradable:El líder tiene que desarrollar esa cualidad para que cree una atmósfera cálida y agradable. De ese modo se debe transmitir un "tono emocional interno" hacia las demás personas sean familiares, amigos o empleados de una organización.

9. Reconocer y valorar: Todos necesitamos sentir que lo que estamos haciendo tiene un cierto sentido y de ahí la importancia del reconocimiento. Es necesario, expresar y valorar el esfuerzo de los colaboradores.

10. Creatividad. Apertura. Flexibilidad. Abierto al cambio: Es fundamental fomentar la capacidad de adaptación o flexibilidad ante las diversas circunstancias o contextos. Una persona insegura está "bloqueada" y cualquier nueva experiencia le perturba y provoca malestar. La persona madura se abre a nuevas experiencias y aquello que aparentemente es una amenaza lo convierte en una oportunidad.

Si quieres que todos tus deseos se hagan realidad, es el momento de tomar el mando de tu vida ahora y comenzar a ser el líder de tus propias acciones.


Còmo ser el Lìder: Caso la vida real


La fila 9 ¿Han oído hablar de los sobrevivientes de los Andes? En 1972, un avión militar con 40 pasajeros y cinco tripulantes se estrelló en la Coordillera de los Andes en ruta hacia Santiago de Chile. De las 45 personas que iban en el avión, 12 murieron en el accidente (entre ellas la madre de Fernando Parrado); 5 murieron al otro día, y a los 8 días muere Susana Parrado (hermana de Fernando)debido a sus lesiones. A los 16 días, una avalancha se llevó la vida de ocho más, y dos jóvenes murieron a mediados de Noviembre por las infecciones de sus lesiones. Los demás, completaron 72 días en la montaña, hasta que fueron rescatados.


Esta es una conferencia que dió Fernando Parrado, sobreviviente de los Andes: "NINGÚN ÉXITO EN LA VIDA JUSTIFICA EL FRACASO" Fernando Parrado, uno de los 16 sobrevivientes de la tragedia de los Andes, a 36 años de aquella historia que asombró al mundo, consiguió hace algunos meses más que eso: Conmover a un foro de negocios y capacitación empresarial al transmitir las simples moralejas que le dejaron vivir 72 días en plena Cordillera sin agua ni comida. Su presentación, un monólogo acompañado por vídeos e imágenes de la montaña, tuvo dos etapas bien diferentes. En la primera narró, con un relato íntimo repleto de anécdotas, los momentos que lo marcaron de aquella odisea a 4000 metros de altura en la que perdió a buena parte de sus amigos, además de su madre y su hermana.
'¿Cómo es posible sobrevivir donde no se sobrevive?', se preguntó. 'Sobrevivimos porque hubo liderazgos, toma de decisiones y espíritu de equipo, porque nos conocíamos desde mucho antes', dijo. Y arrojó un primer disparador. "En la vida el factor suerte es fundamental" Cuando llegué al aeropuerto de Montevideo no daban número de asiento para el avión. A mí me tocó, de casualidad, la fila 9, junto a mi mejor amigo. Cuando el avión chocó en la montaña, se partió en dos. De la fila 9 para atrás no quedó nada. Los 29 sobrevivientes al primer impacto viajaban en la parte que quedó a salvo.'

De ellos, dijo, 24 no sufrieron un rasguño. Así, los menos golpeados empezaron a ayudar, actuando como un verdadero equipo. Administramos barritas de chocolate y maní al punto de comer un grano por horas cada uno. Marcelo, nuestro capitán y líder, asumió su rol para contenernos cuando le preguntábamos qué pasaba porque no llegaba el rescate. Decidimos aguantar.' Pero días después el líder se desmoronó. La radio trajo la noticia de que había concluido el rescate. '¿Cómo hubieran reaccionado ustedes? El líder se quiebra, se deprime y deja de serlo. Imagínense que yo cierro esta sala, bajo la temperatura a -14 grados sin agua ni comida a esperar quién muere primero.' se hace un Silencio estremecedor de la primera a la última fila.

Agregò Fernando 'Ahí me di cuenta de que al universo no le importa qué nos pasa. Mañana saldrá el sol y se pondrá como siempre. Por lo tanto, tuvimos que tomar decisiones. En la noche 12 o 13 nos dijimos con uno de los chicos: «¿Qué estás pensando?» «Lo mismo que tu. Tenemos que comer, y las proteínas están en los cuerpos.» Hicimos un pacto entre nosotros, era la única opción. Nos enfrentamos a una verdad cruda e inhumana.' Desde la primera fila, decenas de chicos llevados por sus padres escuchaban boquiabiertos.


Parrado apeló a conceptos típicos del mundo empresarial. 'Hubo planificación, estrategia, desarrollo. Cada uno empezó a hacer algo útil, que nos ayudara a seguir vivos: zapatos, bastones, pequeñas expediciones humanas. Fuimos conociendo nuestra prisión de hielo.' 'Hasta que me eligieron para la expedición final,porque la montaña nos estaba matando, nos debilitaba, se nos acababa la comida. Subí aterrado a la cima de la montaña con Roberto Canessa. Pensábamos ver desde allí los valles verdes de Chile y nos encontramos con nieve y montañas a 360 grados. Ahí decidí que moriría caminando hacia algún lugar.' Entonces sobrevino el momento más inesperado. Pero "Esta no es la historia que vine a contar",avisó.

Señalò que ahora es cuando inicia su verdadera historia la misma empezó al regresar a su casa, sin su madre ni su hermana, sin sus amigos de la infancia y con su padre con una nueva pareja. '¿Crisis? ¿De qué crisis me hablan? ¿Estrés? ¿Qué estrés? Estrés es estar muerto a 4000 metros de altura sin agua ni comida', enfatizó. Recordó un diálogo fundamental que tuvo con su padre, que le dijo: 'Mira para adelante, para adelante, anda tras esa chica que te gusta, ten una vida, trabaja.Yo cometí el error de no decirle a tu madre tantas cosas por estar tan ocupado, de no compartir tantas festividades con tu hermana, no darme el tiempo de hablar con ellas mis vivencias, no decirles cuanto las amaba'.

Finalmente, aseverò: 'Las empresas son importantes, el trabajo lo es, pero lo verdaderamente valioso está en casa después de trabajar: la familia. Mi vida cambio, pero lo mas valioso que perdi fue ese hogar que ya no existia al regresar. No se olviden de quien tienen al lado, porque no saben lo que va a pasar mañana. Una interminable ovación lo despidió de pie ...... "NINGUN ÉXITO EN LA VIDA, JUSTIFICA EL FRACASO" Concluyò Fernando Parrado.



Ahora te pregunto: ¿Quièn es el Lìder de tu vida?



Proverbio Britànico: La mitad de nuestras equivocaciones nacen de que cuando debemos pensar,sentimos, y cuando debemos sentir pensamos.


1 comentario:

Fernando Rodríguez dijo...

Excelente trabajo de María Eugenia sobre el Liderazgo, como todo lo que nos intenta entregar en este grandioso Blog de Crecimiento Personal.
Sólo me atrevería quizá, complementar a lo expuesto, dos aspectos que considero relevante en este tema, pues de alguna manera nos puede servir a todos.
Tal como se manifiesta en este trabajo, el Líder se Hace y se Nace. Existen de los dos tipos, sin duda, mas, también no hay que perder de vista la "oportunidad", la "ocasión", el "momento". La mejor prueba de ello es sin duda el ejemplo de la silla Nº 9. La oportunidad, le dio a Fernando en transformarse en Líder carismático y útil, para ser un gran eslabón en el feliz término de esa tragedia a pesar de los fallecidos, que era inevitable.
Otro ejemplo, puede ser Martin Luther King, que vivió en una época en que su liderazgo prendió. En síntesis, lo que deseo establecer es que las circunstancias hace que florezcan ciertos líderes capaces de sin obligar a nadie, sino que por el convencimiento, ser seguidos y eso tiene un valor incalculable y puede ser empleado incluso en nuestra vida diaria, ya sea en el plano familiar, laboral o social.
Un segundo aspecto, de orden quizá más cultural, es aferrarme de las palabras de un gran Capitán de la Antiguedad; Aníbal, que tenía una máxima muy famosa que bien vale la pena traer a colación a raíz de este tema: "Nadie puede arrogarse el título de Líder, mientras éste no esté arraigado en la mente y en los corazones de sus seguidores".
Es decir, un líder es seguido por el absoluto convencimiento de sus hombres y no por miedos, premios, objetivos parciales, dinero, etc.
A partir de ello, si podemos ser líderes y es necesario desde luego, partir por conquistar el corazón y las mentes de quienes nos rodean.
Felicitaciones querida amiga, tu trabajo, como siempre, de excelencia máxima.
Desde Chile, Fernando Rodríguez Guzmán. @FRodriguezG