viernes, 24 de septiembre de 2010

¿No es Fantasìa es Realidad?

Hoy te invito a que tomes un poco de tu valioso tiempo para que juntos reflexiones acerca de la importancia que tiene el conocerte un poco màs a ti, el valorarte, que creas màs en ti. No por lo que otras personas te digan. Eres TU y TU realidad hazlo con sinceridad y honestidad y sobre con cariño hacia ti. Insisto siempre en este tema porque no tengo duda que si esto ocurre todo en tu entorno mejorarà increiblemente como por arte de magia. El motivo principal de mis escritos aquì en el blog, donde a travès de este pequeño espacio comparto mi criterio acerca del crecimiento personal y profesional donde cada uno de mis lectores son importantes para mi. Valoro al Ser Humano como tal, sin condicion, sin interès y de manera incondicional. Desde pequeña me hace feliz ver personas felices con lo que son y como son y hasta con lo que hacen. Lo ùnico que deseo es que si me lo permites te conozcas cada dìa màs en todos los sentidos, confies en ti y obtengas tu propio crecimiento personal, profesional y puedas proyectarlo en todas las àreas que desempeñas en tu vida. A travès de los diferentes temas que publico.

¿Sabes por què? porque creo firmemente que tu futuro y el de nuestro entorno esta en tus manos y en las mìas. Tu eres el dueño de tu destino. Ademàs una sociedad debe edificarse, educarse y construirse sobre la base de su propio desarrollo y crecimiento personal. Mientras que tu como individuo mejores seremos espejos donde otros puedan reflejarse. De esa manera podemos demostrarnos a nosotros y al mundo que merecemos mejores oportunidades, merecemos respeto.
No esperar a que los demàs nos entiendan para nosotros sentirnos bien. No hacer y repetir las cosas solo por creer que son asì, fòrmulas màgicas para atraer a nuestras vidas otras opciones. Ejemplo de ello te puedo mencionar una niña de 15 años quiere someterse a una cirujia estètica solo por ser moda, todos hablan de una crisis y comenzamos a sentirla y a crearla de una vez, o por lo menos la magnificamos. Si es por el clima entonces, estamos pendiente de eso. Que si el hijo de mi amiga tiene titulo universitario y el mio no, nos saludamos y conversamos con los demàs hablando de temas que no son nuestros y eso nos aleja màs de darnos a conocer y conocer a quien està compartiendo con nosotros. Asì muchos casos donde nos dejamos llevar como el viento a las olas del mar. Nada de esas comparaciones son constructivas, mas bien dañan la autoestima sana. Si no sabemos dònde estamos ni a donde vamos lo mas seguro es que vayamos a dar a cualquier lugar.
Debemos estar convencidos de que es posible tener otro estilo de vida, si asi, lo deseamos. No me refiero a irse del paìs, cambiar de casa, irse de vacaciones, cambiar de carrera, de pareja.

No, yo me refiero a que tengas la convicciòn de que si tu cambias o miras solamente el vacio medio lleno, entonces entenderas que podemos romper paradigmas. ¿Còmo? Confiando en ti, valorandote, no dejar que los demàs influyan en tu felicidad, tomar tus decisiones, sientiendote cada dìa màs tu y con mucho orgullo de ti, de tus logros, èxitos, derrotas pasajeras. Todo està en entender que si queremos cambios y seguimos haciendo lo mismo, obtendremos siempre las mismas cosas.

Aquì puedo orientarte en dos aspectos importantes ¿Sabes la diferencia entre Expectaiva y Expectaciòn?. Es importante reflexionar en esto. Ya veràs porque te lo digo. Expectativa es: esperanza, posibilidad que algo suceda. Expectación significa: Inquietud que genera la espera de algo que interesa. Esto es ACCIÒN. No necesitas que alguien te recuerde tu compromiso y mucho menos tus metas. Conviértete en tu principal motivador y persevera hasta el final.

Por lo menos en este tu blog encontraràs siempre temas para tu propio desarrollo humano, porque de mi parte y dejando tìtulos a un lado, lo importante es que mi verdadera vocaciòn es que soy una ferviente investigadora en la naturaleza de las personas. Las veo como unicas, no como un conjunto de iguales. Tengo la seguridad que si no hay crecimiento personal no podemos pedir nada. Nosotros somos motores que impulsamos los cambios.
Te explico, si te sientes seguro(a) de ti con confianza, creencias firmes ¿quièn vendrà a imponerte algo? Mas bien animamos a las personas a que mejoren su trato con nosotros. Para mi no es una fantasia, es una realidad. Por eso, insisto tanto en que todo ser humano desde la actividad que realice es importante que reciba informaciòn ùtil y necesaria para que viva su propia realidad, no la que los demàs deseen que vean. Cuenta conmigo que con mi granito de arena siempre encontraràs en mi esa orientaciòn e informaciòn para tu desarrollo integral.
Tambièn te invito a que puedas seguirme en el Twitter:@Maruhassan, allì puedes leer, analizar e interpretar incluso tomar para ti lo màs adecuado para ponerlo en pràctica. Puedes leerme con confianza y utilizalo como informaciòn ùtil.

Recuerda: "La vida no es una receta a seguir, tu colocas los ingredientes y sazon necesarios segùn tu propio estilo de vida, ese, el que tu deseas llevar. Si quieres continuar siendo la misma persona (por lo menos te ayuda a no sentirte mal por lo que eres y quien eres), si deseas mejorar (tienes que adaptarlo a tu modo). Tu decides. Solo Cree en ti. Pero siempre deja tu Huella. Un buen plato no tiene porque gustarle a todo el mundo. Eso se llama personalidad y estilo propio" - Marìa Eugenia Hassan

Escribe a: conductasexito@gmail.com
Blog:http://conductasexito.blogspot.com

1 comentario:

Fernando Rodríguez dijo...

Hay cientos de investigaciones serias respecto de esta verdad que hoy nos presenta de manera tan nítida, completa y real, la Periodista María Eugenia Hassan, respecto a creer en nuestras capacidades, en nuestras fortalezas, en nuestras oportunidades y también en las limitaciones de cada cual, que son supremamente importantes, pues una vez reconocidas seriamente, las podemos atacar para superarlas o al menos, si se diera el caso que fuese insalvable, buscar la alternativa a esa limitación y salvarla de otra forma.
Creo que todos aceptamos de buen grado y lo creemos cierto, el adagio que dice que todas las comparaciones son odiosas y yo creo en ello, como una gran verdad y esta máxima, queda magistralmente registrada por María Eugenia y quizá de ahí salen nuestras aprehensiones para superarnos y creernos capaces, toda vez que en vez de mirarnos a nosotros mismos, miramos al vecino o al compañero de trabajo o al primo equis.
La solución, como está dicho, está en nuestras manos, en nuestra voluntad de vencer, pues definitivamente no hay nadie en el mundo que nos conozca realmente cómo somos, como nosotros mismos.
Podemos engañar a medio mundo y por poco tiempo, mas a nosotros, no nos engañamos. Eso es muy cierto e indiscutible y ahí radica la importancia que una vez aceptados de cómo somos, tomemos las oportunidades que nos ofrece la vida y no quedarnos sólo en el lamento de lo que pudo haber sido.
Estoy seguro, que si algo no lo heos logrado, ha sido única y exclusivamente porque nosotros no le pusimos toda la pasión y fuerza, seriedad y compromiso para lograrlo. No culpemos pues, al Estado, al vecino, a una crisis determinada, de nuestro fracaso o no logro de los objetivos propuestos. Ejemplos en la cotidianidad de la vida hay miles y a la vista de nuestras existencias, en dónde sin lugar a dudas, hemos visto surgir de la nada y con miles de inconvenientes, a personas que con honradez, sacrificio han logrado SER y también hemos visto la otra cara de la medalla, en dónde personas que, teniendo todas las oportunidades que la vida les ha ofrecido, la han desperdiciado miserablemente y ha sido única y exclusivamente por su propia responsabilidad y DECISIÓN.
Creo, que ese es el mensaje este artículo, saber que lo importante es conocerse, salvar los obstáculos, pues para eso están y a partir de ello, construir nuestro propio SER y no el tener, que es en definitiva, quién provoca la escalada de decepciones, frustraciones y desesperanzas en nuestras vidas como personas y como integrantes de una sociedad en que todos, soos necesarios e importantes.
Sólo me queda agradecer a María Eugenia, la oportunidad que nos da, para producir el cambio necesario en nuestras vidas, para ALCANZAR EL ÉXITO.
Desde Chile, Fernando Rodríguez Guzmán