martes, 5 de enero de 2016

Lidera tu cambio

Tiempo de lectura aprox: 4:21min  
Quiero comenzar por agradecer a todas las personas que se comunican conmigo y por sus palabras tan gratificantes. He decidido escribir para ellos, pero también para ti o para ese amigo que conoces y que atraviesa esa etapa difícil en su vida, y tienen miedo de comenzar, tomar una decisión y cambiar porque si no hacen nada a tiempo entonces deben tener presente que pocos saben cómo salir fortalecidos y convertir la difícil experiencia en un aprendizaje positivo, que les dé un mayor impulso para seguir adelante.

La vida es una escuela, donde cada una de las diferentes situaciones que vivimos cada día, con mayor o menor intensidad, representan la oportunidad permanente de reflexionar, de revisarnos, de aprender, de compartir o intercambiar con otros el producto de nuestra experiencia, para enriquecernos como seres humanos.


¿QUÉ ESPERAS?


La mayoría de las personas luchan a lo largo de su vida por lograr una cierta independencia; es decir, por tener la posibilidad de ser ellos mismos sin necesidad de buscar o requerir la aprobación y el consentimiento permanente de los demás. Y, ciertamente, cuando somos muy jóvenes, no tenemos la madurez, la experiencia, la responsabilidad, ni siquiera el conocimiento necesario para autoconducirnos, a pesar de que siendo adolescentes pensamos que sí podemos hacerlo.

Pero cuando llegamos a la etapa de adultos o cuando tenemos el sentido de poder percibir a conciencia nuestra vida y entorno, con la posibilidad de disfrutar de un cierto margen de tiempo de calidad para nosotros, es el momento para comenzar a vivir una nueva y diferente etapa de nuestra vida, donde podamos ser más auténticos, expresar con responsabilidad lo que pensamos y sentimos, ser más espontáneos para hacer aquellas cosas que nos provocan, que nos inspiran o que nos relajan.

¿Qué esperas para hacerlo? Piensa en qué te impide hacerlo y busca la manera de resolverlo. La verdadera libertad llega a nosotros, como consecuencia de la madurez, la experiencia, la responsabilidad y la conciencia que cada día vamos adquiriendo. En realidad, todo depende de la intención que tengamos y de la decisión valiente y entusiasta que tomemos de vivir como en realidad quisiéramos hacerlo.

LIDERAR TU CAMBIO
Algunas personas tienen miedo a los cambios, pero lo más sano de todo es tener presente que si tomaste una decisión y finalmente te das cuenta que fue un error, debes estar fortalecido para asumirlo y cambiar de rumbo de una vez.

Si decides cambiar de trabajo, estilo de vida, entre otros, hay que tener bien claro que si de pronto estás preparado sólo para hacer un tipo de actividad en especial, tú tienes el poder multidisciplinario, es decir dentro de ti hay mucho talento y potencial que es preciso conocer para que en caso de que no hagas lo que anteriormente estabas haciendo como actividad de trabajo, pongas en práctica muchos otros conocimientos que tienes y así continuar en tu trabajo, en tu vida.

Es que nada se estanca, todo es posible si tú deseas lograrlo, la felicidad y el éxito son para ti también porque tienes muchas cosas buenas que debes saberlas reconocer, identificarlas y hacerlas brillar. Finalmente debes seguir apoyando el cambio que haz decidido por tu voluntad y no decaer en el camino, ya que hay muchas vías que puedes tomar.

Lo importante es que seas feliz y estés contento con lo que haces. Uno es el resultado de lo que piensa y hace. Si esto lo ves de manera positiva, te auguro mucho éxito. Esto debe asumirse como una conducta que puedes aprender y poner en práctica desde hoy mismo. Liderar es un arte y para ejercerlo no es suficiente con el instinto que más o menos posees para ello.

Hay que desarrollarlo, conducirlo, guiarlo y ¿quién mejor que tú mismo(a)? El cambio implica el paso de un estado conocido a otro desconocido, y la incertidumbre que esto genera produce un aumento de inseguridad y, por ende, miedo o paralización. Siempre la última decisión la tienes en tus manos, eres libre de elegir tu actitud ante los acontecimientos de tu vida. Para crecer como personas, para madurar, para mantener un equilibrio emocional que nos permita responder a las exigencias del entorno, hemos de cambiar permanentemente.

No podemos quedarnos estancados ni decir "soy así, qué le vamos a hacer", si sabes o percibes que un cambio te permitiría ser más coherente, más eficaz y más feliz. Tu historia personal demuestra que como ente pensante y sensible que eres, cambias y evolucionas cada día. Y esa es una de las emociones que te ofrece la vida: Comprobar cómo te vas adaptando, cómo vas interactuando con tu entorno.

Es curioso observar cómo a lo largo de la vida los cambios en nuestra forma de ser se producen sin darnos cuenta. Modificamos el carácter como reacción a determinados acontecimientos y no como resultado de una planificación voluntaria. El cambio produce incertidumbre y temor, por esa razón la resistencia al cambio parece una actitud natural. Dejar de lado el temor y aceptar la realidad del cambio es el precio de la mejora. El cambio vendrá de todos modos y mejor que resistirlo es liderarlo.


"No todos los cambios producen mejoras, pero sin cambios no habrá mejoras". Liderar la mejora es liderar el proceso de cambio e implica liderar la acción que tomes sabiendo que todo lo que no recibe impulso no se mueve. Nada importante se logra sin un esfuerzo importante.


Cambiar para ser más nosotros mismos No podemos quedarnos estancados si sabemos que un cambio nos permitiría ser más coherentes, más eficaces y más felices. Para poder cambiar nuestra situación tenemos que transformar nuestra conducta, y es preciso ser sincero con uno mismo para variar el rumbo. Tu vida y tu personalidad la vas construyendo y liderando cada día, y un asunto tan esencial no puedes dejarlo en manos del azar ni de la voluntad de otras personas.

¿CÓMO APRENDEMOS DE NOSOTROS MISMOS?

Todo lo bueno y lo malo está dentro de nosotros mismos, estemos o no conscientes de esa realidad incuestionable. De todo esto, nos convencemos aún mucho más, cuando logramos introducirnos y tomar conciencia de nosotros mismos. La realización y mejoramiento de nosotros mismos no es más que el proceso permanente de toma de conciencia cada vez más profunda.

Por supuesto, esto, tal vez, sólo es realizable para algunos pocos que, difícilmente, conoceremos, hasta que nosotros no nos aproximemos a ellos, más de manera inconsciente y por atracción deliberada de ellos, que por una decisión consciente nuestra.

Entre las múltiples herramientas a nuestro alcance, tenemos, además de a nosotros mismos, a las apreciaciones y evaluaciones conscientes y a veces inconscientes que hacemos acerca de los demás. De los otros, lo que más nos enerva y exacerba, son aquellas de sus características similares a aquellas de nuestras propias características con las que más descontentos estamos al interior de nosotros mismos.

Evidentemente provocar un cambio positivo, es pasar de cualquier situación determinada a otra mejor y si entendemos que esto no es cuestión de suerte, necesariamente debemos liderar el cambio.


TÚ ERES UNA BUENA RAZÓN

-Apréciate y reconoce tus cualidades y mejores características, apóyate en ellas.
-Recuerda que todo sucede por alguna buena razón. No olvides que todo pasa, lo único permanente eres tú, que has sido el único testigo de todo lo vivido... toma en cuenta tus sentimientos y tus anhelos, como el punto de referencia para volver a levantarte.

-Se auténtico(a). Se tú mismo(a), deja de imitar a los demás. Vuélvete practicante de las enseñanzas que consideras parte vital de tu verdad. No olvides que más importante que los conceptos son tus actos.

-Procura en todo momento entregar lo mejor de ti sin esperar gratificación o recompensa alguna, sólo de esta manera podrás saber qué entregas con el corazón en realidad.

-No importa en qué lugar te hayan colocado las circunstancias o tus elecciones, este es el mejor lugar para dar lo mejor de ti, con excelencia, calidad y dedicación a tu mundo. Además, ahí es donde se encuentran las condiciones para tu aprendizaje en este momento, acéptalo y disponte a aprender cualquier lección pendiente.

-Aprender a aceptarnos y a crecer a partir de lo que somos y tenemos y no a partir de lo que quisiéramos ser o tener.

En consecuencia, confiar en nosotros es abrir la puerta para hacer el camino de nuestra vida, y es también la esperanza y la ilusión con la que se mueve una existencia que sabe de su sentido y proyecto allí donde vive.                            
Para reflexionar:
El fenómeno del liderazgo se deriva de la capacidad de mover a la gente, de inspirarla, de entusiasmarla y hacerla sentir capaz, valiosa y llena de poder.
El líder promueve cambios que transformen las limitaciones del presente en los beneficios del mañana, convence a todos que las cosas pueden ser mejores de lo que son y, sobre todo, muestra un camino para lograrlo.
Líder es, en esencia, aquel que es capaz de encontrar una salida en medio de la turbulencia, de ver oportunidades donde los demás ven obstáculos y de trasmitir optimismo y generar esperanza en la adversidad. Si algo hace un líder es despertar en al otro las ganas de querer hacer lo que tiene que hacer.
Si me preguntasen por dos sinónimos de liderazgo, dos términos que lo definan en su esencia, diría sin dudar estos: influencia y entusiasmo.
Los líderes buscan la construcción de relaciones basadas en la valoración, en el respeto, en la confianza.
Sin duda, una de las cosas más importantes que hace un líder es impactar la vida de otros.
Liderazgo tiene que ver con inconformidad. Ella le hace soñar, anhelar, desear, visionar y utiliza todas las energías del presente para construir las posibilidades del futuro.
Los líderes están por todos lados, vivimos rodeados de ellos. Silenciosos y serenos, humildes y poderosos, sencillos y profundos, van marcando nuestras vidas, sin proezas ni demostraciones, en la pequeña gran epopeya del día a día.
El liderazgo surge y se explica en los momentos de cambio y transformación en donde se cuestiona la realidad actual y se genera la imperiosa necesidad de cambiarla.
Liderazgo tiene que ver con mover gente. No hace falta multitudes. Basta con mover a una persona por un momento. Así de sencillo, así de simple, aunque parezca insignificante.
Al menos que sufra de alguna patología, nadie admira como líder a alguien que le humilla, que le descalifica, que le quita valor.
El liderazgo es un fenómeno relacional y emocional. Tiene que ver con “otros” y con “ganas”.
Pensamiento: Si tus acciones inspiran a otros a soñar màs, aprender màs, hacer màs y ser mejores, eres un lìder. Jack Welch


Lic María Eugenia Hassan
Directora de Conductas de Exito
Asesora personal, comunicacional y organizacional
Life Coach
Twitter: @Maruhassan



domingo, 3 de enero de 2016

Despierta tu VOLUNTAD


Vivimos en un mundo donde todo sucede cada vez más rápido, donde el consumismo está a la orden del día, el golpe de suerte o la felicidad que nos prometen que alcanzaremos de un día para otro hacen que olvidemos nuestra realidad, la que está forjada con el esfuerzo y el reconocimiento de nuestras limitaciones y capacidades.

A muchas personas les resulta muy difícil conducir su propia vida y viven como a la deriva, sin saber muy bien por qué hacen las cosas o en qué dirección orientar sus esfuerzos... Hay una palabra que casi nunca tenemos presente y que nos haría falta recordar para aplicar su significado: la voluntad, que es la energía que nos impulsa a conseguir lo que queremos.

Muchas veces nos planteamos objetivos y metas que no alcanzamos o cumplimos por causa de la falta de voluntad para perseverar o enfocar nuestro esfuerzo para conseguirlos. La mayoría de las veces nos hace falta la voluntad para realizar actividades que tienen que ver con nosotros mismos.

Por esta razón es bueno recordar que la voluntad va de la mano de la autoestima. Estamos más dispuestos a realizar esfuerzos por otros y no por nosotros.¿Cuándo fue la última vez que te comprometiste en hacer algo y no lo lograste?¿Cuánto tiempo tienes tratando de levantarte más temprano y todavía no lo has logrado? Tal vez te hace falta un poco de voluntad...

Todos somos libres para elegir y decidir lo mejor para nosotros. Podemos crear la vida que deseamos o, por lo menos, tenemos la posibilidad de intentar tenerla. En este proceso la voluntad puede ser esa energía que nos permita desarrollar todas nuestras potencialidades y mantenernos en el camino que hemos elegido hasta conseguirlo.

Fortalecer la voluntad significa darle valor a las pequeñas cosas de la vida cotidiana. Reflexionar cada día, aprender de los errores. Estas son algunas de las bases del logro personal.

Hay que vencer: La flojera, el dejar las cosas para después, tener una baja autoestima, la ausencia de motivación, no tener metas... Siempre hay una excusa para justificarnos en la falta de acción. Evita ponerte metas a muy largo plazo o que escapen de tus capacidades y posibilidades, porque el no alcanzarlas te hará sentir frustrado y bajará tus ánimos.

Desarrolla La Voluntad


Identifica tus propósitos. Sólo tú sabes lo que quieres conseguir. Define tus metas con claridad y hazlo detalladamente, luego colocate objetivos. Desarrolla la disciplina.



Una vez que hallas elegido cuál propósito deseas alcanzar, elabora un plan tomando en cuenta las acciones que deberás implementar para lograrlo. Este puedes cambiarlo cuantas veces sea necesario, pero cuidado con comenzar a buscar excusas para no llevarlo a cabo.

Cambia tus creencias. Si eres de los que piensan y se repiten muchas veces que no puede hacer algo, intenta cambiar tu idea negativa y, simplemente hazlo. Cuida tus palabras.

Nuestra voluntad está influida por lo que pensamos y decimos. Comienza a hablar de forma positiva y afirmativa, escucha y reconoce tus frases negativas más frecuentes y cámbialas. Lo que decimos, muchas veces sin pensar, influye en nuestro estado de ánimo y puede levantarnos o apagarnos.

Deja a un lado tus limitaciones. Asume tus compromisos pero eso si primero comienza contigo mismo, ponte objetivos pequeños a corto plazo y esfuérzate por cumplirlos. Poco a poco se irá incrementando tu fuerza de voluntad. Esta es una buena base para alcanzar tus metas. Cultivar la voluntad requiere desarrollar la paciencia, la autoestima, la perseverancia y la disciplina. Al mismo tiempo nos abre la posibilidad de conectarnos con nosotros mismos.

¿Dònde està La Voluntad?
Eso de voluntad, esfuerzo, disciplina y educación son valores que quedaron en el olvido. Pero, en realidad, tomar las riendas de nuestra propia vida es difícil, y nos dejamos llevar por las circunstancias optando por soluciones fáciles, creyendo en promesas de otras personas que en el fondo de nuestro corazón sabemos que no pueden ser verdaderas.

Ademàs, nos dejamos guiar por lo que dicen otros sobre la situaciòn del paìs, el còmo te afecta, entre muchas otras cosas. Todos somos libres de elegir y decidir lo que es mejor para nosotros mismos, podemos seguir engañándonos o podemos comenzar ahora a forjar la vida que deseamos. Hagamos nuestra elección.


Tengamos presente que sólo la voluntad, el trabajo y la constancia son las herramientas fundamentales para lograr aquello que deseamos. Todos tenemos buenos propósitos, pero lo difícil es hacerlos realidad. El miedo al fracaso, el no saber por dónde comenzar, lo difícil del primer paso, el no sentirnos capaces, hacen que busquemos el camino fácil.

Como buenos seres humanos, desde que comenzamos cualquier proyecto tenemos altibajos emocionales y en ese proceso muchas veces dudamos, nos desanimamos, nos cansamos, nos deprimimos, perdemos la motivación, nos frustramos, pero siempre hay una energía mágica y poderosa dentro de nosotros que nos mantiene firme y todo comienza a evolucionar a pesar de la tempestad. Esto es la voluntad.

Ella nos permite desarrollar nuestras potencialidades y nos impulsa a no abandonar la ruta trazada. La voluntad nos permite renovar en el presente las decisiones que tomamos en el pasado, para mantener nuestros compromisos.

La voluntad implica darle la suficiente importancia a los pequeños logros cotidianos para apoyarnos en ellos, es mantener la mirada firme en nuestro objetivo y ver con cada meta lograda grande o pequeña, que cada vez estamos más cerca de nuestro sueño, es sentir la importancia del proceso que estamos desarrollando, como el objetivo al que queremos llegar, es tener la convicción de que si nos mantenemos firmes y no aflojamos, tendremos éxito en cualquier momento.

Una cosa es comprender el concepto y otra muy es llevarlo a la práctica, pues para fortalecer nuestra voluntad y alcanzar el éxito se requiere cambiar viejos hábitos y conductas muy arraigadas. Tenemos que empezar poco a poco, para poder sacar nuestros proyectos adelante.

Las soluciones instantáneas no existen, se requiere siempre de trabajo y constancia para conseguir lo que queremos. No te desesperes, desarrolla la paciencia, busca reconocer y alegrarte con los pequeños avances que realizas cada día, no te compares con los demás.

No pierdas la motivación Acepta que tu proyecto es un camino largo con subidas y bajadas, alegrías y dificultades que tendrás que transitar por completo. No pierdas de vista tu meta, focaliza tus esfuerzos. Tus metas deben ser realistas y posibles, deben ser concretas.

Nunca te dejes paralizar por el miedo ni desanimar por el fracaso, desarrolla tu estima y siéntete siempre superior a las circunstancias.

A travès de este video:
Podemos ver que todo en esta vida se puede alcanzar.
Claro, si lo deseamos!!!







Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor,
la electricidad y la energía atómica: la voluntad



Lic. María Eugenia Hassan
Directora de Conductas de Éxito
Asesora personal, comunicacional y organizacional
Life Coach
www.conductasexito.com
Correo: conductasexito@gmail.com
Twitter: @Maruhassan

Facebook: Facebook.com/conductasexito
instagram.com/maruhassan








lunes, 31 de agosto de 2015

La Crisis ¿adversidad u oportunidad?

Muchas personas cuando leen o escuchan la palabra crisis suelen asociarla con una calamidad, el caos, el desastre, un problema, desgracias, desempleo o la ruina. Es una palabra que, sin duda, produce muchos dolores de cabeza para quien no tiene la información y la visión adecuadas ante una situación aparentemente difícil. Es natural que una persona que no esté preparada para ese cambio pueda ver todo a su alrededor como una adversidad.
La crisis es una situación que nos avisa que ha llegado el momento de hacer un cambio urgente en algo, es la hora de tomar una decisión, pero depende mucho de la actitud de la persona ante una circunstancia en particular. Seguramente, tu escuchas y lees la palabra crisis varias veces al día, crisis económica, crisis personal, crisis mundial, crisis política, crisis social, crisis familiar, crisis, crisis y más crisis, pero sin conocer su significado real.
La palabra crisis viene del griego Krisis y este del verbo Krinein, que significa “separar” o “decidir”, también los chinos tienen su propia definición al respecto y para ellos la palabra crisis tiene dos significados: peligro y oportunidad. Por esta razón, podemos decir que la crisis es un momento de cambio o ruptura para tomar una decisión sobre cuál camino escoger, el camino del peligro o el camino de la oportunidad, al fin y al cabo es una decisión personal.



La palabra crisis parece una constante en nuestra vida, sin embargo, cualquier crisis nos puede brindar una oportunidad de aprendizaje y crecimiento. La actitud normal de la mayoría de los seres humanos ante una crisis es la ansiedad y la incertidumbre permanente que los paraliza en un punto haciéndose una sola pregunta ¿y ahora qué hago?.



Es lo primero que nos viene a la mente y por lo regular vemos el lado negativo del problema, es decir, nos paralizamos y no sabemos qué hacer ante tal acontecimiento.Quedar paralizados ante una crisis es una actitud completamente normal cuando no tenemos ni la educación, ni la preparación adecuada para responder de manera positiva ante esa dificultad.


Cuando hablo de educación y preparación no me refiero únicamente al hecho de tener un título universitario, sino de utilizar nuestros mejores recursos, conocimientos y talentos como persona para solucionar ese problema satisfactoriamente.




Decía el célebre compositor y músico de jazz estadounidense Duke Ellington“Los problemas son oportunidades para demostrar lo que se sabe”.
Ahí está la clave, cuando nos enfrentamos a un problema o a una situación difícil, es la oportunidad para demostrar con nuestros conocimientos, nuestros recursos, nuestras habilidades y talentos quienes somos en realidad y qué sabemos hacer.








La mayoría de las personas tienen la idea de que otros vendrán a salvarlos o a resolver sus problemas, piensan que vendrá un enviado, un mesías, un gobierno paternalista a solucionarles hasta los problemas más insignificantes, incluso a destaparles la tubería del lavamanos y les aseguro que no exagero. Pero la realidad, es que cada persona tiene la capacidad y la responsabilidad de solucionar sus propios problemas, de demostrar que si se puede superar cualquier obstáculo y eso, sin duda, es mucho más gratificante.
Estamos acostumbrados a echarle la culpa a otros y no asumir nuestra propia responsabilidad, solo nos quejamos para no enfrentar nuestros problemas, en lugar de solucionarlos. Henry Ford decía “La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos”, y es que cada ser humano tiene su propio potencial y talento para transformar un problema en solución, para convertir una adversidad en una oportunidad.


Imaginemos al dueño, encargado o empleado de una tienda, mirando a la gente que pasa, mientras habla de lo mismo con los compañeros de trabajo que seguramente estarán jugando póquer con la computadora o escuchando música para matar el tiempo, y cuando se aburre de lo mismo de todos los días, sale de la tienda a respirar otro aire y de repente ¡sorpresa! el vecino de la tienda de al lado está en lo mismo: respirando otro aire.

Por su puesto, nunca falta el acostumbrado saludo ¿Cómo está la cosa? y la típica respuesta “la cosa está mala” o “las ventas están duras..no hay vida”. Frases como estas y muchas otras, alimentan de pesimismo el vocabulario cotidiano de la gente que solo ve la crisis como una adversidad, en realidad es una manera de hablar para estar en sintonía con los demás, para estar a la moda y quejarse de lo mismo porque los demás lo hacen, es decir, hacer que ruede la queja hasta que todos se quejen de lo mismo, en lugar de buscar la solución al problema, en este caso, llenar la tienda de clientes con nuevas promociones, ofertas especiales, atención personalizada, estrategias publicitarias, en fin, abrirse a nuevas posibilidades y generar nuevas ideas para aumentar las ventas y destacarse del montón que seguirá quejándose de la misma situación.



Para ver la oportunidad donde otros solo ven la adversidad es necesario observar la crisis desde otro punto de vista, para visualizarla con mayor perspectiva y con menor apasionamiento. Recordemos que todo tiene un lado negativo y un lado positivo, es una ley universal, pero la mayoría de los seres humanos solo ven el lado negativo porque no se necesita pensar mucho.





La única forma de cambiar nuestra manera negativa de ver las cosas, es comenzar a ver el lado positivo de cada situación. Este ejercicio práctico está comprobado; toma un lápiz y papel y selecciona cualquier problema que tengas, por muy simple que sea, escribe el problema en la parte superior de la hoja, luego enumera una lista de características negativas del problema y al dorso de la hoja haz una lista de características positivas o posibles soluciones a ese problema.

Al principio te costará un poco de trabajo encontrar mas puntos positivos que negativos, pero te sorprenderás cuando la lista de soluciones supere en cantidad a la lista de adversidades. Te recomiendo que hagas de este ejercicio un hábito y te garantizo que comenzarás a notar los cambios positivos en su vida. Recuerda, la crisis puede ser también una oportunidad para ti.





Caerse està permito levantarse es obligatorio. Tambièn, puedes caerte siete(7) veces pero tienes que levantarte ocho(8) y muchas màs veces si es necesario.





Lic. María Eugenia Hassan



Life Coach
www.conductasexito.com
Correo: conductasexito@gmail.com
Twitter: @Maruhassan
instagram.com/maruhassan
www.facebook.com/conductasexito









martes, 24 de marzo de 2015

Ser EXCELENTE


La Excelencia Personal:
UN ESTILO DE VIDA



La excelencia no tiene límites de velocidad y para eso se requiere libertad, decisión, voluntad e inteligencia. La libertad se considera como el centro de la vida humana y al utilizarla adecuadamente equivale a perfeccionar tu calidad de vida.



Un ser humano excelente es aquel que influye en los demás y que busca siempre el bien para él y para los que le rodean. La excelencia es saber amar, saber ser amado y ver siempre las cualidades de las otras personas, buscando constantemente su bienestar.



La excelencia es saber servir y apoyar con placer a los demás, porque entre todos se puede encontrar una mejor forma de hacer las cosas. Cuando una persona es excelente quiere decir que es un privilegiado como ser humano porque está en desarrollo constante.


Ser excelente es saber comunicar paz a los demás, aprovechar puntos de oportunidad y transformar dificultades en acciones positivas, pero no hacer por otros lo que estos pueden hacer por sí mismos. Un ser excelente sabe proteger sin asfixiar, sabe guiar sin imponer, sabe motivar a los que están a su cargo para que también puedan desarrollarse.



La excelencia es saber construirse sólidamente como ser humano, con piezas de calidad como los buenos principios y los valores. El hombre que vive con excelencia posee, entre otras cosas, las siguientes características: Intuición y alegría, claridad en sus propósitos, originalidad, responsabilidad y libertad. Un ser humano excelente construye a otros, soporta el rechazo, no se frustra, mejor aún, le da sentido a la vida, es equilibrado en su pasión y responde con la razón. Es cuando la persona se atreve a creer que algo dentro de el es superior a las circunstancias.



La excelencia es abundancia
La persona excelente sabe reír y disfrutar de las cosas bellas que abundan en la vida. Por ser intuitivo, sabe relacionar grandes realidades, tiene una visión amplia y adelantada acerca del futuro. El ser excelente es inventor y creativo, pero sobre todo, promueve el surgimiento de grandes hombres, de nuevos valores y de cambios históricos.



La excelencia personal para sobresalir
La excelencia personal se define como una manera de vivir, una actitud mental y un pensamiento inclinado a solucionar cualquier problema, la excelencia se refiere a ser cada vez mejor. En otras palabras se puede definir como la manera en que el individuo desarrolla gran parte de su potencial, sin perder tiempo en buscar excusas o razones para demostrar que algo no se puede hacer. El único camino para lograr convertir nuestra riqueza potencial en real es precisamente a través del trabajo intenso y de calidad. Todo individuo que tome conciencia de lo que es, siente, piensa, hace, desea y dice está en un darse cuenta de sí mismo, y de lo que le rodea, lo que importa es el ser y no el deber ser, esto involucra el auto concepto y el autoestima.



El autoestima positiva es la base de la excelencia
Un autoestima positiva es el ingrediente base para que un ser humano pueda llegar a ser excelente. Dos características importantes del autoestima positiva son la dignidad y la capacidad de hacer las cosas de la mejor manera. Los seres humanos excelentes poseen muchas características valiosas, pero el autoestima es un elemento característico de los que son excelentes. Puede pensarse que las personas excelentes son seres superiores, pero en realidad no es así, lo que pasa es que poseen un autoestima elevada, se sienten muy seguros de si mismos y capaces de concretar lo que tienen en mente.



La excelencia se construye
En la vida todo es posible y naturalmente alcanzar la excelencia no es una excepción. ¿Piensas que las personas excelentes nacieron así?, por su puesto que no, la excelencia se construye sobre la base de un mejoramiento personal continuo. Parte de sus ingredientes son: la autoestima positiva, la responsabilidad, cambiar un bien por un bien mejor, sólidos valores personales, pensar a largo plazo, actitud positiva, la ética, la ambición (que no es igual a la codicia), buscar siempre ser mejores cada día y compartir nuestro conocimiento con los demás.

Pretender siempre algo más de lo que tenemos o de lo que somos, querer e intentar ser mejor cada día, es tener espíritu de superación permanente, es el camino hacia la excelencia. Pero lo más importante para lograrlo, es damos cuenta de lo que somos y poseemos, valorarnos como hace mucho tiempo no lo hacemos, y decidimos al cambio, a trabajar juntos, motivados por un espíritu de superación constante, para alcanzar la grandeza de nuestro país y el bienestar de todos los ciudadanos, sin excepción.



El momento para que comiences a ser excelente es ahora y no después, es cuestión de tomar una decisión para cambiar definitivamente los viejos pensamientos y creencias que te limitan e inicies una carrera hacia la excelencia. Siempre digo que todo es posible cuando te decides hacerlo. Nosotros como seres humanos hacemos realidad las circunstancias negativas o positivas, como reza el dicho popular: "cada quien tiene lo que se merece". Si no estás de acuerdo con tu mundo actual, tu trabajo o tu círculo de amigos, ¡no te preocupes!, ponte en acción, cambia tú y ya verás que tu mundo comenzará a cambiar.



Pensamiento: "El destino hay que comprenderlo, aceptarlo y si es adverso perdonarlo y el futuro hay que inventarlo a través de nuestro esfuerzo y dedicación” .




Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto sino un hábito. Aristóteles.



Lic. María Eugenia Hassan


Life Coach
www.conductasexito.com
Correo: conductasexito@gmail.com
Twitter: @Maruhassan
instagram.com/maruhassan
www.facebook.com/conductasexito




lunes, 2 de febrero de 2015

Coaching personal: Tolerancia


Los buenos modales manifiestan valores profundos, como la comprensión, tolerancia y paciencia; sin ellos nada funciona. En este sentido, la tolerancia se relaciona con el respeto, ser capaces de aceptar las diferentes opiniones en torno a un mismo tema. Es que a las personas no las separa el tener diferentes metas u objetivos, las separa el tener diferentes valores. Por eso, la responsabilidad de la tolerancia reside en quienes tienen la visión más amplia.

Reflexión: El mono ve el pez en el agua, y sufre. Piensa que su mundo es el único que existe, el mejor, el real. Sufre porque es bueno, y tiene compasión. Lo ve y piensa, pobre, se esta ahogando, no puede respirar, y lo saca. Lo saca y se queda tranquilo, por fin lo salvé. Pero el pez se retuerce de dolor, y muere. Moraleja: No ayudes a otros sin su permiso. A veces queremos arreglar algo en ellos que ellos creen que no está mal. Se prudente. No creas tener siempre razón y que tu verdad sea LA VERDAD. Respeta otras opiniones y formas de vivir.Ten presente que: Lo que no es importante para nosotros, quizá si lo sea para los demás. Respeto y delicadeza siempre.

Lic. María Eugenia Hassan
Life Coach
Twitter: @Maruhassan
instagram.com/maruhassan

domingo, 16 de noviembre de 2014

Tolerancia en la diferencia

Tiempo de lectura: 5min 20seg aproximadamente 
Somos diferentes en lo personal. Cada uno de nosotros ha sido formado con parámetros, consideraciones, creencias y valores propios y diferentes al resto de las personas aun cuando espiritualmente estemos hechos de la misma naturaleza. Nuestras diferencias personales nos separaran si nos fijamos en ellas al momento de relacionarnos y de convivir con la persona amada o con nuestro entorno.

Hay personas que desde el comienzo de cualquier relación ya están pensando que pueden lograr cambiar aquellas actitudes que le molestan de su futura pareja, compañero de trabajo, amistad o de algún familiar, una vez que se establece la convivencia o el compartir se pasan la vida queriendo cambiar o doblegar la forma de ser de su pareja, casi siempre con la intención de mejorar su condición de vida.

Ciertamente podemos aportar sugerencias positivas producto de nuestra experiencia a la otra persona, pero debemos aprender a respetar el proceso y el tiempo que le tome asumir la información que le dimos, para decidir si la incorpora o no. Ahora bien, cuando nos convertimos en personas perseguidoras del otro a través del sermón, la crítica o el juicio constante, corremos el riesgo de que esta actitud nos lleve a distanciarnos, a enfriarnos y hasta crear un resentimiento que nos impulse a agredirnos.

La agresividad es un gran enemigo a vencer por todos. Y no importa si la guardas dentro de ti o la dejas escapar, sus consecuencias te hacen tanto daño a ti como a los demás. La gente con un alto grado de estrés reacciona muy fácilmente, se vuelven personas hostiles que se violentan y reaccionan muy fácilmente, su margen de tolerancia es casi nulo. A pesar de las tensiones de la vida diaria debemos aprender a controlar nuestra agresividad, aprender a calmarnos para actuar con responsabilidad en lugar de reaccionar.

De esta manera podremos manejar la situación y los efectos que tiene sobre nosotros en lugar de que la situación nos controle a nosotros. Reaccionar a la injusticia es algo típicamente humano, pero no podemos permitir que un problema ya existente sirva para generar otro mucho más grave. Oponerse agresivamente es una manera segura de no llegar a ningún acuerdo.

¿Cómo reaccionas cuando crees tener la razón y los otros no se comportan de acuerdo a tus expectativas? ¿Atacas o te contienes y te amargas sin atreverte a decir nada? ¿O evalúas la situación, tomas distancia y con buena actitud y mucha comprensión tratas de solucionarla? Es normal molestarse por la injusticia, la viveza y la descortesía, pero discutir por ello crea siempre más tensión y puede empeorar la situación. Muchas veces tenemos que relacionarnos con personas difíciles que nos hacen sentir mal, es importante aprender a relacionarnos con ellas sin dejarnos afectar.

La comprensión, la paciencia, la comunicación y la tolerancia nos permitirán encontrar una solución. No es inteligente dejarnos contagiar del mal humor o la agresividad que puedan tener los demás, debemos aprender a manejar las situaciones difíciles con sabiduría, sin pelear, sin perder los estribos para terminar agrediendo a los demás. Todas las discusiones en donde nos dejamos llevar más por la emoción que por la razón, tienden a hacernos perder nuestra tranquilidad, a cambiar nuestro humor, hacernos perder el tiempo y usualmente a empeorar la situación casi siempre en contra nuestra. La emociòn nos impulsa a tomar acciòn y la razòn siempre nos lleva al camino de la conclusiòn.


Todo proceso de cambio trae como consecuencia: crisis, enfrentamientos, competencia, trampas, confusión e inclusive agresión... pero al final del proceso, las personas despiertan y toman conciencia a través de su propia experiencia, de cuál es su lugar y responsabilidad en el mundo. Pensar que las cosas cambiarán por sí solas o porque sentimos que merecemos que mejoren sin que intervenga nuestra voluntad y esfuerzo, el proceso puede ser muy equivocado, pues, sólo el trabajo personal, disciplinado y responsable traerá como consecuencia nuestra transformación interna y por ende el cambio de las circunstancias externas.

Las situaciones siempre cambian para dar paso a nuevas y mejores circunstancias en tu vida. Es importante que busquemos el balance, la equidad, de manera que podamos vivir con más derechos y responsabilidad. Rescatemos la confianza y el aprecio por el ser humano, el valor y el significado de la vida. Hagamos contacto con nosotros mismos para querernos y valorarnos más, para que podamos entregar lo mejor de cada uno de nosotros al mundo, tú que lees estas líneas en este momento, eres elegido para sonreír, para perdonar, para vivir con amor, para dar sin esperar recompensa alguna, para rociar el perfume de reconocimiento y gratitud a tu alrededor, para tener detalles, gestos y palabras amables con todas las personas que te rodean, para ayudar a conciliar las diferencias, para llevar a otros la paz y para estimular al mundo a vivir con compasión, conciencia, responsabilidad y libertad.

LO QUE LAS PERSONAS ESCONDEN
Cuantas veces detrás de una cara sonriente se esconden emociones, sentimientos o pensamientos negativos y tristes que se han guardado a lo largo de toda la vida y que todavía continúan estando ahí... esperando por ser aceptados y liberados por cada uno de nosotros en algún momento. Tal vez, tú eres una de esas personas activas, fuertes de carácter, que siempre tiene un comentario ligero y positivo para los demás, pero que cuando llegas a casa, al final del día, estableces contacto con la soledad y te resientes porque te recuerda un pasado no tan grato y las emociones relacionadas con él. Sí, hoy te escribo a ti, para recordarte la importancia que tiene el aprender a liberar todas esas emociones para sanar tu alma, de manera que toda esa fortaleza y entusiasmo que derrochas hacia los demás puedan también ser tuyos internamente.

¿Te sientes a punto de estallar? Es posible que tu alma te esté pidiendo a gritos hacer un alto en tu camino para reflexionar y tomar la decisión de liberarte de toda esa carga emocional. Quiero recordarte que tú eres la persona más importante de todas y que te mereces estar sana por dentro y por fuera, independientemente de un pasado del que no eres culpable. Es tiempo de recuperar la plenitud de tu vida, sin prejuicios, sin culpa, sin resentimiento, temores o consideraciones negativas que pudieran ser el producto del pasado.

No todo es personal A veces las personas se convierten en conflictivos a causa de su susceptibilidad. Constantemente están a la defensiva, criticando y juzgando a los demás por su comportamiento y actitud hacia ellos. Seguramente que al relacionarse con otros seres humanos la relación se vuelve mas difícil y delicada y las personas opten por alejarse, qué hace esto? aumenta el malestar y reacción y reafirma el sentimiento de abandono.

Detrás de cada persona susceptible muchas veces se esconde una persona insegura, con baja estima, que vive pendiente de la actitud, el comportamiento y hasta de los gestos que tengan las demás personas en especial los seres queridos, todo esto en busca de llenar la necesidad de saberse aprobado por ellos. ¡No puedes seguir viviendo de esta manera! Tienes que mantener una actitud diferente que te permita creer que nada te toca a ti personalmente a menos que tú lo permitas.

Cuando estableces un límite amplio y firme entre tú como individuo y todas las personas y las situaciones que vives cada día, te será más fácil experimentarlas sin afectarte por lo que pase con ellas. Piensa que no tienen nada que ver contigo, que son negocios, trabajo, diferencias que se pueden reconciliar. Aprende a vivir la vida suavemente, tomando lo mejor que te ofrezca cada experiencia y desechando todo lo negativo que puedas observar dentro de la misma situación. Puedes elegir sentirte bien contigo mismo, con lo que vives, con lo que tienes y con las personas que te acompañan a vivir.
No dependas de la aprobación de los demás. Ten confianza en tus capacidades, cualidades y valores. No dependas de los factores externos. Evita fijarte en lo que tienen o hacen las demás personas. Cada vez que mueves tu cabeza para fijarte en lo que tienen o hacen los demás, te confundes y te afectas. Concentra tu atención en lo que tienes y en lo que haces para conseguir lo que quieres, de esta manera podrás reconocer y disfrutar de tus logros aun cuando te parezcan pequeños. Crea tu propio mundo. Rodéate de las cosas que te hacen sentir bien, deja de esperar tanto de las otras personas, concéntrate en aceptarte, valorarte y quererte mucho, de esta manera te sentirás más a gusto con quien eres y con la vida que tienes.

¿PODEMOS CAMBIAR A OTROS?
En estos días recibí un correo de un lector y me contaba: Tengo un amigo del que todos abusan, es tan bueno que no puede decir que no, por esta razón ha perdido mucho dinero y bienestar. He tratado de ayudarlo a cambiar y no he conseguido nada, es muy terco. Pasa el tiempo y le siguen sucediendo las mismas cosas ¿Cómo puedo ayudarlo? Te pregunto a ti que lees estas líneas: ¿Cuántas veces has querido cambiar el comportamiento, la actitud o las decisiones de otra persona? ¿En cuantos momentos te has sentido frustrado al intentarlo y no conseguir ningún resultado? ¿Te has sentido alguna vez así? Es tiempo de hacer juntos una reflexión al respecto... ¿Podemos realmente nosotros cambiar el comportamiento de otra persona? Yo creo que no. Lo que sí podemos hacer es influir en ellos con nuestros comentarios y buenos sentimientos para que ellos reflexionen y consideren la posibilidad de tomar en cuenta y analizar nuestra propuesta, aun cuando la decisión final siempre sea de ellos.

Es el momento de recordar que no somos perfectos, todos tenemos una serie de cualidades que tenemos que aprender a reforzar y a usar y unas limitaciones que tenemos que aprender a aceptar y a superar. Todos los procesos de cambio son individuales y sólo podemos hacerlo a través de nuestra voluntad y trabajo personal.

PENSAMIENTO:

No hay nada repartido de modo más equitativo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente. René Descartes

Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio. Mahatma Gandhi
 
Hemos aprendido a volar como los pájaros y a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir juntos como hermanos. Martin Luther King 
 
 Si las mismas ganas que ponemos en rechazarnos las pusièramos para respetarnos, querernos y amarnos, otra serìa la historia. Dochanlu

Nuestra tranquilidad y bienestar no dependen de las circunstancias que nos rodean, sino de como nos afectan cuando reaccionamos ante ellas.

 


Cuando quieras creer en alguien, cree en TI

















Lic. María Eugenia Hassan


Directora de Conductas de Éxito


Asesora personal, comunicacional y organizacional


Life Coach






Twitter: @Maruhassan


Facebook.com/conductasexito


instagram.com/maruhassan




martes, 5 de agosto de 2014

Coaching Personal: La Felicidad que buscamos.

Hoy en Conductas de Éxito reflexionaremos acerca de La Felicidad.

Lo llamamos felicidad, pero en realidad se trata de la paz que buscamos. Es decir, la falta total de ansiedad y de miedo. La paz interior no viene de conseguir lo que queremos, sino de recordar quiénes somos. Por eso, debemos fortalecer el coraje que no es mas que el precio que la vida exige que paguemos para ofrecernos paz. A veces, podemos decir como indica el proverbio chino: "El árbol quiere la paz, pero el viento no se la concede". Finalmente, debemos recordar que, como es dentro así es afuera: la paz interior lleva la paz a tu exterior.

Es importante tener en cuenta que no basta con hablar de paz y/o de felicidad. Uno debe creer y trabajar para conseguirla. La única persona que estará contigo toda la vida, eres tu mismo. Enfócate en tu camino y llegarás a lo que anhelas.

Siempre confía en ti mismo. Crea y desarrolla la clase de ser con quien serías feliz de vivir toda tu vida. El secreto de la felicidad es simple, averigua qué es lo que te gusta hacer y dirige todas tus energías en esa dirección. Espéralo todo de ti mismo y muy poco de los otros. La felicidad es una sensación de profunda satisfacción contigo mismo y con tus circunstancias. No elegimos las circunstancias de la vida pero si podemos elegir como reaccionar. Se trata de ti, de lo que tu puedes hacer.

Lic. María Eugenia Hassan
Directora de Conductas de Éxito
Asesora personal, comunicacional y organizacional
Life Coach
Twitter: @Maruhassan
Facebook.com/conductasexito
instagram.com/maruhassan

jueves, 17 de julio de 2014

Reflexión. Coaching Personal

Reflexión: El mono ve el pez en el agua, y sufre. Piensa que su mundo es el único que existe, el mejor, el real. Sufre porque es bueno, y tiene compasión. Lo ve y piensa, pobre, se esta ahogando, no puede respirar, y lo saca. Lo saca y se queda tranquilo, por fin lo salvé. Pero el pez se retuerce de dolor, y muere.




Moraleja: No ayudes a otros sin su permiso. A veces queremos arreglar algo en ellos que ellos creen que no está mal. Se prudente. No creas tener siempre razón y que tu verdad sea LA VERDAD. Respeta otras opiniones y formas de vivir. Ten presente que: Lo que no es importante para nosotros, quizá si lo sea para los demás. Respeto y delicadeza siempre.












Lic. María Eugenia Hassan
Life Coach Conductasexito.com
@Maruhassan
facebook.com/conductasexito



miércoles, 1 de enero de 2014

Feliz año: Los sueños se hacen realidad. ¡Da lo mejor de ti!

Comenzar un año representa una oportunidad única para hacer los cambios necesarios que nos permitan mejorar nuestra condición de vida. Es el mejor momento para asumir el compromiso de vencer viejos hábitos negativos y cambiarlos por positivos, con la posibilidad de renovar nuestro cuerpo, la mente y el espíritu, cambiando así nuestro estilo de vida. Comienza el 2014 con pasión, con ideas motivadoras y dispuesto a emprender la ACCIÓN .Así el camino hacia el logro de los objetivos se nos irá abriendo a medida que lo vamos recorriendo. Mantenernos activos nos permitirá estar enfocados en lo que deseamos lograr, mirar hacia delante, sin desanimarnos por aquello que no logramos este año, por el contrario, podemos reformularlo para el próximo.


Comienza el año con pensamientos renovados y positivos.Cambia tu energía.Proyecta.Flexibiliza para poder cambiar sin temor.Atrévete a dar el primer paso.Aprovecha todas las oportunidades de crecimiento.Aprende en todo momento, aún de los fracasos.Enfoca tu mente en lo que deseas. Visualízalo.Rodéate de gente positiva.Deja de esperar que las cosas sucedan. Ponte en marcha.Libera tu imaginación.Actúa con fe y compromiso.Eres el responsable de tu proyecto personalUtiliza todo tu potencial.Tu vida será lo que desees que sea.Sueña y piensa en grande.Si crees que puedes, PUEDES.VIVE.....Es mi deseo que en el próximo año puedan concretar todos sus sueños.Gracias por acompañar mi objetivo de crear puentes de comunicación.Feliz 2013!!!.Un regalo para que puedas reflexionarlo todas las semanas y tomar lo que mas de adapte a tu estilo de vida.

Desarrollo Personal 7 Días A La Semana

Día tras día las acciones que realizamos con el objetivo de incrementar nuestro desarrollo personal con un poco de esfuerzo diario, pero grandes los resultados que se pueden obtener.LunesNuestra semana esta hecha de pensamientos. Si los pensamientos son negativos, hay una gran probabilidad que el ambiente alrededor también lo sea; por otro lado, al desarrollar pensamientos positivos se crea una atmósfera de resultados positivos.Ejercicio de buena actitud, mira las cosas con bondad, toma los problemas con paciencia, practica compasión con todos los que te rodean. Nunca olvides que al dar también se recibe.MartesConvertirse en una fuente de armonía no es imposible. Se puede irradiar armonía de diversas maneras, por ejemplo, hablando francamente con los demás sobre tus necesidades y las de ellos; estableciendo límites, haciendo propuestas justas que beneficien a ambas partes, entendiendo los anhelos del otro.Otra forma de convertirse en un proyector de armonía es la la practica de virtudes, de forma que los demás vean en ti cualidades dignas de ser imitadas y que les llevarán automáticamente hacia una convivencia armoniosa en lugar de una ahogada en los conflictos.MiércolesEn la vida de cada ser humano es importantísimo que los sueños y las acciones esten alineados.No sirve de nada vivir soñando sin decidir actuar. Cuando soñamos y fundimos el sueño con la acción dejamos finalmente de ser solo soñadores, para volvernos visionarios y emprendedores.JuevesTodos enfrentamos diariamente una batalla, ya sea física, emocional o material. Y así como tú la enfrentas también cada ser humano tiene su propia batalla personal.Entender profundamente esta verdad es grandioso porque ella nos vuelve compasivos y amables con nuestro prójimo. Tratemos de mantener buenas relaciones interpersonales, ser mujeres y hombres sensibles para entender el sufrimiento del otro, porque todos llevamos algún dolor adentro.ViernesComo el agricultor que trabaja la tierra, que la siembra y la sostiene hasta que da frutos, así mismo tú eres el agricultor de tu propia existencia, se parte del oficio elevado de tomar aquello que parece imposible y entonces vuelve a sembrar las semillas (pensamientos, palabras, sentimientos, acciones) y aliméntalas con paciencia, con alegría, con buena voluntad.No esperes que los frutos surjan inmediatamente, pero mantente firme en la idea que sí saldrán.SábadoPor lo general, somos críticos e implacables con los otros; les corregimos, enderezamos y nos enojamos cuando no hacen lo que decimos o aconsejamos, queremos hasta vivir sus vidas y que sigan al pie de la letra nuestras instrucciones.Sin embargo con nosotros mismos somos a veces débiles de carácter, llenos de disculpas y pretextos, complacencientes y descuidados. Es necesario encontrar un equilibrio entre ser fuerte con uno mismo, sin abandonar la gentileza con nuestro propio ser, pero renunciando al creer que siempre tenemos la razón y que son los otros los que siempre están equivocados.Con los demás el equilibrio se da cuando agregamos la gentileza a la fuerza, cuando somos capaces de perdonar, entender sus debilidades y darles coraje para continuar.DomingoResuelve los problemas familiares -y en general todos los problemas- que van surgiendo con una mente abierta y un corazón compasivo. La compasión es lo que torna lo grave en ligero, lo imperdonable en perdonable, lo irremediable en remediable.Es una cuestión de dejar que esta compasión, dulzura y ternura original salga a flote y pase a ser parte de nuestra personalidad, volviéndose un elemento fundamental del carácter, llegando a ser una constante en la actitud de todos nuestros dias..

Conductas de éxito te desea: Que este nuevo año te brinde paz, amor, salud, armonía, unión, felicidad y prosperidad. Feliz año 2014.



Pensamiento: “Se mejor
cada día por numerosos que sean tus errores solo véncelos”
Mi regalo para ti!!! Disfruta de esta taza y lee el mensaje todos los dìas. 

Ten siempre presente que: Eres más valiente de lo que crees, más fuerte de lo que pareces y más inteligente de lo que piensas. Cree en ti!!!


Lic Maria Eugenia Hassan

Directora de Conductas de Exito

Asesora personal, comunicacional y organizacional

Life Coach



Twitter: @Maruhassan