miércoles, 11 de mayo de 2016

Eres parte de la solución (y del problema) Haz coaching personal


¡Conócete, acéptate,    supérate!

La relación más poderosa que tienes es contigo mismo. Tu vida es reflejo exacto de tus creencias y tus creencias no están hechas de realidades sino más bien es tu realidad la que está hecha de tus creencias. 

¿Cómo es una sesión de coaching? Es más que una conversación sobre la base de preguntas poderosas y “tomas de conciencia” por parte del cliente (coachee) y el coach. 

Un proceso de coaching personal, es un camino de crecimiento en el que tú encuentras la solución adecuada para tu desafío. A través de las preguntas y ejercicios, tomas conciencia de diferentes perspectivas, creencias que te limitaban, nuevas estrategias, permitiendo así que el camino hacia tu objetivo sea cada vez más nítido, y es ahí donde comienza la ACCIÓN, sin acción no hay CAMBIO, y el coaching es cambio.

Coaching: Es la disciplina, la metodología a través de la cual, se identifican y realizan los cambios necesarios para conseguir su objetivo. 

Un Coach [Se pronuncia Couch] Es el profesional, con formación especializada en Coaching que acompaña a las personas en su proceso de cambio. 

El Coachee [Se pronuncia “Couchíí”] Es la persona que hace y se responsabiliza del proceso de cambio para conseguir su objetivo. 

El Coach SABE, que el coachee tiene todos los recursos necesarios para alcanzar su meta. Únicamente necesita hacerlos conscientes. 

Sesiones de coaching en 5 pasos:
1-Asunto que se quiere tratar en la sesión
El cliente ha de manifestar que cosa, problema o meta quiere tratar. 

2-Que es lo que se quiere conseguir, en concreto, en la conversación 
Se ha de concretar el objetivo del cliente y como lo va a conseguir, a través de preguntas. El objetivo debe ser claro, específico e incluso medible mediante unos indicadores que muestren su avance y su logro. Pues el cliente ha de saber cómo va a notar que está consiguiendo lo deseado. También se ha de profundizar en lo que el objetivo propuesto significa para la persona.

3-El cliente ha de determinar que le está sucediendo ahora respecto a lo que se está tratando, es decir, cuál es tu situación actual. 
El coach ayuda al cliente a analizar la situación actual, para que así tome consciencia de información útil para el objetivo y para el cambio que desea. Identificar qué circunstancias se están dando en el entorno, que están dificultando alcanzar el objetivo deseado. Se trata de ver la realidad con la mayor objetividad posible, ya que el cliente la está viendo desde su subjetividad, sin embargo desde la objetividad se comienzan a ver soluciones alternativas posibles.

4-Que piensa que puede hacer, que opciones ve posibles el cliente 
Suele ser útil explorar la situación desde diferentes puntos de vista, con ello el cliente comienza a darse cuenta que está en sus manos el comenzar a realizar cambios. Encontrar recursos y capacidades que el cliente ya tiene, aunque no sea consciente de ello para lograr el objetivo. Ayudar al cliente a pensar en sus recursos, para que así adquiera la capacidad necesaria y pueda conseguir sus objetivos. El coach ha de incentivar al cliente en que profundice en las diferentes opciones y alternativas que puedan servirle para lograr su meta. Identificar los recursos y las competencias de que dispone el cliente para que pueda ponerse en acción. 

5-Que va a hacer, la acción que va a tomar, en que se va a comprometer el cliente
El cliente se ha de comprometer con el objetivo final del proceso de coaching. Una vez expuestas las alternativas y habiendo escogido el cliente la que considere más adecuada, ha de pasar a la acción. El coach se ha de asegurar que el cliente se ha quedado, de forma clara, con la conclusión a la que se ha llegado durante la sesión, para que pase fácilmente al plan de acción. La acción ha de ser realizable, además es importe que el cliente se quede animado y convencido en poder realizar el plan de acción al que se ha llegado, para que así se centre en él. Se han de identificar las motivaciones que llevarán al cliente a iniciar el proceso de acción hacia su objetivo. Se exploraran los beneficios que tiene para el cliente el iniciar el proceso.

La fórmula para una sesión exitosa
Ayudar al cliente a identificar donde se encuentra en el presente y qué camino tiene que recorrer para lograr sus objetivos. Al  tener definidos sus objetivos y las acciones a implementar a corto plazo para avanzar hacia el logro de dichos objetivos y obtener su meta, es porque tiene una visión clara hacia la mejoría desde sus fortalezas y cualidades, lo cual es por sí mismo un éxito. Como coach, es importante guiar al coachee para que, logre algunos de los siguientes aspectos:
  • entienda su situación actual para que le sea más fácil comprender las opciones que mejorarán su situación
  • defina objetivos y discrimine los que son realmente importantes.
  • defina debilidades para que sea consciente de ellas pero que las afronte como aspectos a mejorar y no como limitantes, y
  • defina fortalezas, para alinearlas con sus intenciones y capacidades
  • defina las acciones posibles –reales, pero ambiciosas- que le acercarían a su objetivo lo más rápido y efectivamente posible.


Además durante las sesiones asistiré a mi cliente para que:
  • genere puntos de vista diferentes (lo que aumentará sus opciones),
  • confronte sus preconcepciones y valores que condicionen su éxito (le ofrecerá una visión más amplia)
  • desarrolle un compromiso profundo con sus objetivos (necesario para hacer sostenible el esfuerzo que demandan los objetivos ambiciosos y excepcionales)
  • desarrolle capacidades de diagnóstico en diferentes áreas (lo que le permite entender mejor su situación y el entorno para aprovechar al máximo lo que funciona y dejar de lado lo que no.
  
Lic. María Eugenia Hassan Lehr
Directora de Conductas de Éxito
Asesora personal, comunicacional y
organizacional
Life Coach
Twitter: @Maruhassan
Facebook.com/conductasexito
Instagram.com/maruhassan
Skype: conductas.de.exito