viernes, 22 de octubre de 2010

TransformaTu Idea en Negocio Parte 1/6

Hoy vamos juntos a buscar una idea de negocio para poder convertirla en nuestro emprendimiento, es decir en una manera de vivir.Entiendo claramente que cuando estudiamos nos enseñan es a obtener el tìtulo como màximo premio y nunca nos abren los ojos para poder ver màs allà y tener un poco de visiòn de fututo para imaginar còmo serà la competitividad labora,la escases de empleo y muchas otras realidades. Luego tan pronto obtenemos el tìtulo sentimos una felicidad inmensa y unas ganas de dar lo mejor de nuestros conocimientos y resulta que nos encontramos cara a cara con una realidad que cada dìa puede decepcionarnos y llegamos a pensar que no sabemos lo suficiente, que no nos valoran, en fin la autoestima sana se nos va a otro lugar.

Por eso mi intenciòn hoy no es decirte, oye no estudies, no trabajes para nadie, no màs bien te recomiendo encuentres un trabajo que te de ingresos fijos pero tambièn serìa adecuado tener tu emprendimiento en paralelo.Y pensar en dar soluciones a futuras adversidades, es decir, si ya no gustamos en el trabajo, pues nos despide; si la empresa cierra nos quedamos fuera, si llegamos a la edad donde nos jubilan pensamos en que dimos todo a la empresa y ahora nos semtimos ùtiles pero solo llenos de experiencia dejada a una empresa. ¿Y nosotros què?.Aunque te soy honesta, nuna es tarde cuando la dicha llega, eso es un refràn pero tambièn es una realidad. El momento de empreder es YA, eso es como el Amor, no tiene edad ni fecha en el calendario. Solo es cuestiòn de tener una idea en tu mente y sacarla de ahi y convertirla en negocio,en una manera de vivir.

Por otra parte,a veces cuando veo trabajadores que dependen del sindicato, de los jefes si les gustamos o dejamos de gustar por nuestra calidad de trabajo, eso me invitò a redactar este artìculos donde posiblemente te ayude abrir un poco tus ojitos y decirte tu vales mucho y tienes tanto que dar y sentirte feliz contigo que nunca jamàs debemos dejar en manos de otros nuestra tranquilidad, nuestros conocimientos, nuestras ganas de ser mejores y cada dìa hacer màs lo que nos gusta realmente y eso que tanto se parece a ti. Entonces, es ahi donde decimos que nuestra actividad laboral es un juego, es entregarnos a eso que tanto nos gusta y nos hace sentir tan bien. El emprender no tiene sexo, ni estratos sociales, ni edad. Se trata solo de querer hacerlo,desear otro estilo de vida y buscar toda la informaciòn ùtil y necesaria para dejar salir esa idea de negocio que tantas personas desean compartir.Ademàs de innovar en lo que deseas hacer realidad.

DesdeTu Idea hasta el emprendimiento que deseas

1.-El plan para pulir tu idea:Te ayudará a pulir, clarificar y contrastar tu idea de negocio
2.-Identifica tu mercado:Conoce a tus potenciales clientes, a tu competencia, a los posibles proveedores
3.-Que no te fallen los números:Ten un fondo de maniobra que te asegure liquidez y controla tus gastos fijos
4.-No te quedes sin plan B: Elabora alternativas viables y factibles frente a posibles y futuras contingencias
5.-Tu propuesta de valor:¿Qué te diferencia del resto? ¿Cómo te vas a vender? ¿Qué ventajas ofreces a tus clientes?
6.-De la teoría a la práctica Siete consejos prácticos para transformar tu idea en un negocio rentable

Todos estos pasos a seguir vamos a ir identificandolo para comprender lo què debemos hacer y còmo hacerlo, asì que sigamos juntos en esta tarea.

El Plan TU IDEA
Aquì no se trata de un tràmite obligado,ni de convencer a un socio o lograr un crèdito.Màs bien este primer paso te ayudará a pulir, clarificar y contrastar tu idea de negocio para saber si tiene viabilidad futura.

Utilidad de plasmar la idea en papel

Lo principal es saber que servirá para mejorar nuestra idea de negocio antes de lanzarla.Un plan de negocio sirve para plasmar las ideas, para clarificarlas, aclararlas, pulirlas y contrastar, dentro de lo posible, la viabilidad del emprendimiento, es decir, que ayuda a hacerla técnica, legal y comercialmente interesante, y a que sea rentable, económicamente de beneficios y financieramente se pueda poner en marcha.

No es una herramienta de reflexión acerca de tu negocio. Muchos piensan que es un trámite, que es un documento que lo tienen que hacer porque se lo van a pedir cuando vayan a presentar su proyecto delante de un inversor. Insisto es una herramienta de trabajo propia, de reflexión y de concreción, para identificar dudas.

Si deseas emprender con uno o varios socios pues este debe ser un ejercicio que trabajen entre todos. Su finalidad es consensuar la visión que tienen del nuevo proyecto. En ocasiones, aquellos emprendedores que no están de acuerdo con lo que se está haciendo acaban apartándose del proyecto. Y consideramos que eso es un éxito, porque si, al principio, empiezan a surgir tensiones entre ellos, con el tiempo esas asperezas pueden hacer que el negocio termine antes de empezar.

De los emprendedores que se quedan, en ese esfuerzo que han demostrado, logran entendiendo las habilidades què tiene cada uno y se produce la delegaciòn de actividades y desempeños. Pues entendiendo bien este primer paso, incluso se puede hasta llegar a convencer a un socio inversor.

Dependiendo a quién se lo vayas a presentar, destaca en el resumen ejecutivo los tres o cuatro aspectos que más le puedan interesar. Por ejemplo, si la idea está orientada al desarrollo local, pues destaca en tu proyecto la creación de empleo, proveedores. Si buscas el apoyo de un inversor, subraya aspectos como la estructura financiera, las formas de entrar y salir del capital o el retorno de la inversión. O si es para un cliente, informate qué aspectos le interesan más, cuáles son sus necesidades, y destaca las ventajas o beneficios que les aportará tu producto o servicio.

Ten en cuenta que tu documento debe quedar muy bien explicado el contenido del mismo, es decir, quien lo lea pueda saber de una vez deberá saber, tras haber leído las primeras páginas, a qué se dedicará la empresa, cómo venderá, por qué le comprarán, quiénes la promueven, cómo se van a financiar.Entre las preguntas que se te debes formular estàn: ¿a qué me voy a dedicar?, ¿cuál es mi elemento diferenciador en el mercado?, ¿cuáles son mis puntos débiles y fuertes?.

Tu idea es una oportunidad de negocio

Suele ser el primer paso para que un emprendedor se ponga en marcha. Esta se irá puliendo y mejorando con el desarrollo del plan de empresa, pero siempre es recomendable realizar una primera valoración sobre si es realmente viable.
Para ello puedes hacerte unas simples preguntas:
¿Qué ventajas ofrece mi producto/servicio frente a lo que existe en el mercado?
Se trata, sobre todo, de identificar aquellas por las que los futuros clientes van a elegirnos a nosotros en vez de a la competencia. Y esto significa que debe proporcionar algún valor real (más cómodo, más rápido, más fiable, más econòmico).

¿Quiénes van a pagar por él? Ya conoces tus ventajas competitivas pero te falta saber qué tipo de clientes estarán dispuestos a pagar por ellas. Y si ese público potencial es suficiente como para mantener tu negocio.

¿Cómo son mis competidores? Debes conocerlos bien: cómo trabajan, qué precios tienen, qué aspectos de ellos te conviene in­corporar, ampliar.
¿Dónde voy a comercializarlo? Es un mercado es estable o con potencial de crecimiento
¿Cuándo voy a vender más, menos o nada? Todos los negocios tienen su momento de quietud o recesiòn y ésta va a necesitar de financiación.
¿Cuánto tiempo y dinero tengo que invertir? Siempre se tarda más de lo previsto en abrir una empresa y un retraso pueden significar mayores gastos.

Pensamiento: La experiencia me ha enseñado unas cuantas cosas. Una es escuchar mi intuición, no importa como suenes las cosas en un papel. La segunda es que por lo general eres mejor haciendo lo que sabes. Y la tercera es que tu mejor inversión puede ser aquella que no haces. (Donald Trump)
Pronto la Parte 2/6 (identifica tu mercado)

Escribe a: conductasexito@gmail.com
Blog: conductasexito.blogspot.com

1 comentario:

Fernando Rodríguez dijo...

En un mundo cada vez más competitivo, más exigente, más difícil; el tema que expone con tanta claridad María Eugenia en esta oportunidad, puede abrir esperanzas de muchas personas que por diversas razones, quieren o necesitan cun cambio de actitud en sus labores profesionales, tecnológicas y/o técnicas que habitualmente desarrollan o incluso en las Artes y Oficios.
Lo hasta ahora entregado, sirve incluso, para emprender tu idea en tu mismo actual empleo, pes tu Idea en Negocio, es absolutamente válida para retroalimentar tu propia actividad sin que ello signifique cambiar radicalmente, por ejemplo de empleado a emprendedor.
Ya en temas anteriores, veíamos que debemos vencer la rutina, pues ésta no crea y cansa, no motiva y por tanto no produce. Luego, no es descabellado, tomar estas ideas para nuestra actividad normal y conseguir las satisfacciones personales y laborales.
Lo importante, es ordenarlas, llevarlas al papel y ahí empeza, como está perfectamente dicho, contestar las Coordenadas de Acción. Dónde, cuándo, quién, cuánto y fundamentalmente la última : Para Qué. Es decir, todo lo anterior para lograr xxxx objetivos.
Solamente podría agregar en esta etapa, un concepto que a lo mejor viene en los próximos capítulos y por tanto sólo lo mencionaré. Dentro de toda Planificación de negocio, aún a niveles micro; debe estudiarse en profundidad los Cursos de Acción para sortear las eventualidades que se puedan presentar como por ejemplo las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, más conocidas como FODA.
No analizaremos estos conceptos, pues sin duda serán parte del análisis posterior de este tema, pero sí es conveniente tenerlo presente en el primer borrador de nuestra planificación ya explicada.