lunes, 6 de septiembre de 2010

¿Dónde está la CREATIVIDAD?

Hoy Conductas de èxito comienza por agradecer a todos y cada uno de ustedes estimados y respetados lectores por sus comentarios, correos, tweet, recomendaciones y por sobre todo compartirlo con las demàs personas. Ademàs recuerda que es muy importante relacionar lo que lees en este tu blog y toma lo màs adecuado para tu vida personal y profesional. Asì puedes poner en pràctica algunas ideas y sentir la satisfacciòn de verte cada dìa siendo màs TU pero en pleno. Quiero que juntos reflexionemos sobre la palabra Creatividad. Esta deriva del latín "creare" que significa: engendrar, producir, crear.
Está emparentada con la voz latina "crescere": crecer. En el diccionario encontramos que crear "es producir algo que no existe". La creatividad es la capacidad humana de lograr generar una idea UTIL Y ORIGINAL para luego llevarla a la realidad y evaluarla. La creatividad se puede asociar con lo nuevo, con lo diferente, lo original; con el resultado de un proceso que nos conduce a algo que no existía antes, puede ser un producto, un sistema o una solución distinta a un problema, y que sea valiosa, aunque sólo sea para su autor o creador.

Habitualmente, la creatividad se asocia con la genialidad, con grandes artistas, autores o inventores, pero ésta es sólo una expresión de la misma, y ocurre cuando esa novedad es grande y trascendente, teniendo un gran impacto sobre un gran número de personas.

La creatividad està en todo

Se puede afirmar que existen diferentes niveles de la creatividad. Hay un nivel óptimo, que precisamente se confunde con la genialidad, que se presenta cuando un individuo realiza o aporta algo novedoso y que resulta valioso para muchas personas, la sociedad o incluso la humanidad entera. Pero también hay un nivel más bajo de creatividad, es decir, una idea que contribuye a un conjunto menor de personas, como la organización, una empresa o la comunidad, y que se puede manifestar como un proceso de mejoramiento, una campaña cívica o un proyecto específico.

También encontramos el nivel de creatividad personal, que es valiosa en lo afectivo para el sujeto creador, y se presenta cuando se soluciona un problema o se desarrolla algo diferente, relacionado con un pasatiempo o un hobby, una relación familiar o la realización personal. Tal vez sea creatividad con minúscula en lugar de la CREATIVIDAD, pero no por eso es menos importante. Esta creatividad, independientemente del nivel o características, resulta fundamental para el desarrollo individual, profesional, organizacional y social. Es necesaria para un padre cuando se relaciona con sus hijos, como para un escritor o un ama de casa; para ejecutivos, políticos, profesores, esposos, niños o adultos. En una palabra, todos necesitamos de la creatividad.

¿Cuáles son los obstáculos de la creatividad?
La creatividad, así entendida, a pesar de que unas personas pueden ser consideradas más creativas que otras, es una cualidad de todo ser humano, más allá de su personalidad, su talento o su habilidad. Definitivamente, ser creativo es un potencial que todos poseemos, aun cuando, parece que algunos lo han perdido. Se dice que entre los niños la creatividad surge como algo natural, pero que entre los adultos es algo casi inexistente.

¿Qué ha ocurrido con esa capacidad inmensa y tan humana? ¿Quién se ha llevado nuestra creatividad?. Hay muchos obstáculos que aplacan a la creatividad y son aquellos factores que nos impiden intentar cambios, tener buenas ideas o hacer innovaciones, convirtiéndose en verdaderos frenos, que encontramos en lo personal, en lo social y cultural. Hay dificultades en nosotros mismos de tipo psicológico o emocional, tales como el temor a lo desconocido, el miedo al ridículo, la inseguridad, el deseo de triunfar fácil, prejuicios o incluso la baja autoestima (pensar que no se es creativo) y de no atreverse a realizar algo diferente y nuevo.

Muchas de estas limitaciones provienen de los sistemas educativos, que en lugar de fomentar la creatividad, la inhiben hasta el punto de borrarla de una mente en plena formación. Los niños tienen una creatividad natural, innata y espontánea, pero a medida que avanzan en el proceso de “enseñanza”, no precisamente “aprendizaje”, la van perdiendo progresivamente. Pero no es sólo la educación, sino una serie de factores socio-culturales que generalmente no estimulan la creatividad como factor de desarrollo humano y social.

Para ser creativos, debemos tener la capacidad de resolver problemas, saber aprovechar las oportunidades, ser más efectivos y en alguna medida lograr el éxito, la tranquilidad y la felicidad. Necesitamos, en primer lugar, reconocer los obstáculos que puedan estar impidiendo nuestro desarrollo creativo y ver qué podemos hacer al respecto; para eso debemos tener una actitud mental positiva, educar la percepción, ser constantes, tener disciplina, además de la aplicación de ciertas técnicas y métodos de creatividad.

¿Cómo podríamos mejorar nuestra creatividad?


Teniendo objetivos, metas claras y actuando de acuerdo a sus propósitos: me refiero al hecho de preguntarse a uno mismo ¿Qué quiero?, ¿qué me gustaría ser y hacer?.Permítete pensar, soñar, especular, crear... intenta, prueba hacer cosas diferentes e intenta ver nuevas posibilidades. El que no sabe hacia dónde va, podría llegar a donde no quiere.

Si tu piensas lo que siempre has pensado, obtendrás lo que siempre has obtenido. A veces no actuamos por miedo al fracaso, ¿pero ese no será nuestro mayor fracaso?

Manten una actitud positiva. Comprométete, ten entusiasmo, disfruta lo que haces, convierte lo ordinario en especial y extraordinario, la clave está en cómo lo hacemos, no en lo que hacemos. Administra adecuadamente tu tiempo, se proactivo, no te limites a “apagar incendios” (resolver problemas), hay que saber prevenirlos a tiempo. Las oportunidades no sólo se aprovechan, también hay que crearlas. Desarrolla un equilibrio en lo profesional, emocional, físico, social, intelectual y espiritual.

Todos somos creativos, y esa creatividad debe contribuir precisamente al logro de tus objetivos personales, familiares, profesionales y organizacionales, e incluso, tu creatividad debe contribuir al desarrollo del país donde vives. Muchos factores han intentado robarse tu creatividad: la familia, el colegio, la oficina, las universidades, la sociedad e incluso TU MISMO; pero nadie se ha llevado Tu creatividad: TU la tienes, la puedes utilizar, mejorar y potenciar en cualquier campo. Es cuestión de comenzar a actuar hoy, sin pérdida de tiempo.


La creatividad no es algo que se tenga o no se tenga, o que se posea a un determinado nivel; es algo que puede y debe mejorarse.
Actualmente, el conocimiento de los procesos creativos, los bloqueos personales y las barreras mentales, permiten ofrecer elementos para mejorar habilidades y buscar métodos con los que se pueden lograr niveles más altos en el ámbito personal y corporativo, además de un abordaje innovador de los problemas.

Tu creatividad puede estar sólo dormida o atrofiada, pero está latente. Utilizala, desarróllala, atrévete a utilizarla en tu beneficio. La solución está a tu alcance, los beneficios son enormes. Quien hace algo, puede equivocarse, pero quien no hace nada, ya está equivocado.

Para mejorar tenemos que querer, creer y actuar... y un largo viaje comienza con el primer paso... ¿qué piensa hacer mañana que sea diferente y creativo? En uno de los últimos textos de Daniel Goldman, a propósito de fomentar la creatividad se nos recuerda una frase de Mark Twain: "el hombre al que se le ocurre una idea nueva es chiflado, hasta que la idea tiene éxito"

Es necesario imprimirle pasión al empeño innovador, de modo que si asalta la frustración, se debe persistir cuando los demás se muestren resistentes al invento o al cambio, seguir adelante de todos modos. No se trata de fórmulas mágicas, sino de métodos, herramientas y técnicas que ayudan a encauzar el pensamiento, a determinar los verdaderos problemas, a mirar alternativas, a cuestionar, a especular, a utilizar todo el potencial de nuestra mente.

"Las ideas pueden ser las mismas, las personas que las llevan a cabo marcan la diferencia". Thomas A. Edison

Escribe a:conductasexito@gmail.com
Blog: http://conductasexito.blogspot.com/




1 comentario:

Fernando Rodríguez dijo...

Muy atinado y cierto el artículo de María Eugenia respecto de la creatividad. También es cierto, lamentablemente, que los adultos, por malos concepts de sobreprotección, coartamos la libertd ( no libertinaje) de nuestros pequeños y no los dejamos ser. Es increíble que nuestro egoísmo nos lleva a asos extremos y frecuentes. Por poner un sólo ejemplo. Cuántos padres de familia no se han opuesto, incluso en nuestros días, en pleno siglo XXi, cuando un hijo, le manifiesta el deseo de ser, artista, sólo por poner un caso. Muchas veces hemos visto reacciones como: Usted primero estudia leyes y después si quiere se dedica a pintar o a lo que estime conveniente.
Es decir, a veces en el hogar, coartamos la creatividad de nuestros pequeños y después jóvenes hijos, pues creemos que lo mejor para ellos, es nuestro deseo y nuestras pasiones o gustos, en circunstancias que cada ser humano es único e irrepetible.
Ejemplos de esa naturaleza y peores hay muchos, que ayudan a bloquear la capacidad creadora del hombre o del ser humano para que no se entienda como un problema de género.
Ahora, si puedo diferir un poco con la autora, en el sentido que la capacidad creadora es algo diferente a la creatividad, pues esta última si tiene ingredientes, obviamente que se pueden aprender, pero no a todos les gusta y así debe ser, pero también hay ciertos dones que unos los podrán tener más desarrollados que otros o incluso muchos absolutamente nulos. Es decir, el ser creativo no es sinónimo de ser un creador. Sí nos podemos crear y re - crear todos los días, nuestra existencia cotidiana; en nuestro trabajo, en nuestro hogar, en nuestras relaciones sociales, mas, eso no nos hace creativos. A mi entender hay matices diferentes y hay que tener cierto arte, cierta química. Por ello, por ejemplo, no todos los publicistas, son creativos o buenos creativos, pues esto es un arte demasiado subjetivo y a veces nos topamos con elementos tan sencillos, que logran persuadir en la masa y en la mayoría de los casos, pasa al revés y el efecto buscado, es un verdadero fracaso. Luego, se podrá decir, que en ambos casos hubo creatividad, aunque los resultados sean diferentes; creo que no. La creatividad debe estar asociada al éxito o es nula o sencillamente no lo fue nunca.